Fomentar el bienestar entre los colaboradores haciendo un buen uso de la tecnología

bienestar_digital

Muchos profesionales buscan, tras la pandemia, encontrar un balance beneficioso entre su vida laboral y la personal. En las vacantes se buscan los términos asociados con la movilidad, el teletrabajo y la flexibilidad horaria.

Tras estar confinados y sufrir por nuestra vida laboral, hemos descubierto la necesidad y las ventajas del bienestar laboral.

La revolución siempre suele empezar con una locura inicial, pero al pasar cierto tiempo llega el progreso. Esa locura ya la hemos superado, ahora toca seguir avanzando con estrategia.

Este cambio plantea muchos retos a las organizaciones que temen que su productividad se vea afectada o que disminuya la motivación al no ir a la oficina. Sin embargo, el clima laboral ya se ha visto afectado y también se pueden percibir síntomas de burnout en algunos colaboradores.

Como área de Recursos Humanos debemos determinar el modelo y las condiciones de trabajo. Hablar con mánagers y el área de IT para proporcionar las soluciones necesarias y asegurar la conectividad y flujos de trabajo. Todo esto con el fin de proporcionar una experiencia de valor al colaborador.

Parece que 2022 traerá el reto del bienestar, la motivación, y el trabajo híbrido como preocupaciones principales del área de Recursos Humanos.

El bienestar digital

Es necesario contar con equipos productivos, motivados y comprometidos, pero también con un ambiente seguro y sano para lograr desarrollarse profesionalmente sin mayores inconvenientes.

Para garantizar el bienestar es posible apoyarse en soluciones tecnológicas que mejoran la experiencia del empleado y le permiten desarrollar todo su potencial, invirtiendo eficazmente su tiempo.

Trabajar de forma remota y en la oficina abre la necesidad de contar con espacios compartidos donde usar documentos y herramientas sin tener problemas de conexión o seguridad.

Cada vez se busca tener espacios en la nube para facilitar la conexión desde distintos lugares. Los ordenadores han pasado a ser portátiles, y tener memorias extraíbles para no tener problemas a la hora de almacenar documentos.

La misión de las empresas está en identificar e implementar las herramientas necesarias, garantizando el compromiso y la productividad de sus equipos.

El estudio Priming a New Era of Digital Wellness realizado por Quartz Insights y Citrix Systems determina que el 90% de los colaboradores de economías como Estados Unidos, Brasil o Japón dijeron sentirse más productivos al poder tener acceso a herramientas tecnológicas que facilitan su trabajo.

Las herramientas

La digitalización ya estaba ahí antes de la pandemia. Teníamos herramientas para realizar videoconferencias, comprar online e incluso trabajar en la nube. Pero su uso era poco frecuente o destinado a sectores muy punteros.

La nueva digitalización ha impregnado a todo el mundo. Incluso en aquellas empresas en las que no ha sido posible trabajar a distancia, se han usado nuevas herramientas y soluciones para facilitar el acceso a sus clientes.

Todo cambio genera miedo y recelo, pero poco a poco la sociedad, o en este caso los colaboradores, la van adaptando y dominando para superarla crisis.

Si planteamos el cambio desde una perspectiva objetiva tenemos que reconocer que debemos ser optimistas con esta nueva situación. La digitalización va a aumentar el bienestar personal y profesional si se hace un buen uso de la tecnología.

Los avances como la Inteligencia Artificial o la robótica permitirán que podamos dedicar más tiempo a temas estratégicos, relacionados con la creatividad o dar un valor añadido a los procesos mecánicos.

Sin embargo, no debemos alarmarnos. El alma de una empresa nunca va a recaer en un algoritmo o una máquina, la diferencia y la pasión la ponen los profesionales.

Nos tenemos que preparar para el futuro e ir adaptándonos a las necesidades y ejercitar aquello que solo nosotros podamos hacer.

Si ponemos como ejemplo la labor de un reclutador, revisar 1000 Hojas de Vida no reporta nada, en cambio, conocer más al candidato y establecer si encaja o no en la empresa y qué futuro tiene en la organización, ahí es donde marca la diferencia.

La tecnología nos va a permitir ser más competentes y nos va a liberar de la esclavitud de espacio y tiempo que nos perjudica no solo en nuestro balance de vida, sino también en nuestro bienestar mental.

¿Cómo fomentarlo?

Lo primero que debemos hacer es conocer qué tecnologías son esenciales para ayudar al trabajador. ¿Qué soluciones les permite optimizar, simplificar y organizar sus tareas?

Una vez conocemos las necesidades debemos plantear el presupuesto y el tiempo de implementación. En este último año y medio los colaboradores se han acostumbrado a realizar cambios más rápido y se han adaptado mejor a las nuevas funcionalidades y herramientas digitales.

El rol del líder tiene un papel principal en la aceptación de nuevos desafíos y el aumento de la presencialidad.

Ahora podemos estar en una reunión con personas de otro país a las 10, en una charla de producto a las 12 y en un webinar más tarde. Para que esto no sea abrumador debemos tener un buen líder de equipo que guíe hacia las buenas prácticas.

El mánager debe recordar la necesidad de encontrar un balance entre vida profesional y personal. Para ello será necesario definir los objetivos de forma clara para que cada colaborador gestione su tiempo y sus tareas.

El trabajo remoto ha señalado aún más que el micromanagement dificulta y perjudica el bienestar del colaborador.

Es necesario establecer un horario de conexión y otro de desconexión, solo así evitaremos que esa sobreexposición digital acabe derivando en un colaborador “quemado”.

Se estima que un trabajador puede usar hasta 9,4 programas al día para llevar a cabo sus tareas, esto puede producir cansancio y estrés. Además de la sensación de falta de control, falta de capacitación y autonomía.

La tecnología puede facilitar ese balance tan necesario para obtener el bienestar emocional y físico que los colaboradores necesitan.

La implementación de las herramientas adecuadas reduce el número de interrupciones no esenciales, permitiendo a los colaboradores concentrarse en la actividad que están realizando.

Como área de Recursos Humanos debemos determinar el modelo y las condiciones de trabajo. Hablar con mánagers y el área de IT para proporcionar las soluciones necesarias y asegurar la conectividad y flujos de trabajo. Todo esto con el fin de proporcionar una experiencia de valor al colaborador.

Las herramientas tecnológicas se convierten en aliados de las organizaciones para mantener la productividad del negocio y el bienestar digital de los empleados. Estas soluciones brindan la posibilidad de generar entornos saludables y con un buen equilibrio entre vida personal y profesional.

Son soluciones que permiten simplificar la rutina laboral, el flujo de tareas y fomentan el desarrollo de sus funciones de forma inteligente y efectiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *