Encuentros virtuales: nuevos entornos laborales

encuentro_virtual_co

La llegada de la pandemia nos hizo transformarnos de manera inesperada. Cada una de las diferentes fases del confinamiento supuso para las empresas un proceso de adaptación cada vez más ágil y para los equipos de recursos humanos representó la oportunidad de reaprendizaje y la suma de experiencias para enfrentar sin miedo la siguiente fase: nueva realidad.

Por supuesto, para las organizaciones, muchas partes del diagnóstico condujeron a encontrar puntos comunes para seguir en pie en medio de la crisis. Por otro lado, ante la variedad de sectores, tamaños y tipos de empresas, las estrategias son variables sin embargo cumplen con el mismo objetivo: superar con éxito la adversidad cuidando al mismo tiempo del capital humano.

Gracias a la participación de las representantes de talento de Sutherland, Activos y Pricesmart, en la charla virtual organizada por CompuTrabajo pudimos escuchar la experiencia al interior de cada organización, qué han aprendido hasta ahora y cómo están preparándose para encarar el futuro cercano de la vida laboral.

Abordaje y desafíos por la pandemia

Yindy Márquez, Gerente de Búsqueda de Talento para Colombia en Sutherland destaca dos aspectos para superar el reto de seguir operando durante la pandemia, por una parte, la culturización y comunicación de las medidas tomadas por la compañía y las acciones a ejecutar y, por otra parte, el logro eficiente de transición a procesos de contratación 100% virtuales, en los que los candidatos pueden acceder “desde la comodidad de su casa”.

Los desafíos fueron diferentes para Activos. No solo tuvieron que adaptarse a su propio proceso, sino que, a su vez, tuvieron que ayudar a sus 550 empresas clientes y a sus correspondientes tipos de adaptación en tantos sectores. Según afirmó Loreana Jacob, Gerente Comercial de Activos, “hicimos un benchmark de todo lo que está pasando en la legislación, hicimos seminarios a todos los clientes y les mostramos el abanico de posibilidades que tienen”, de esta manera pudieron guiar e implementar los mecanismos adecuados a cada cliente acorde con sus necesidades particulares.

Al interior de Pricesmart la realidad era otra. Esta compañía fue una de las que estaban incluidas dentro de las excepciones en la fase inicial del aislamiento. Katia Guevara, Human Resources Coordinator en Pricesmart, explicó que se abordaron varios frentes: Acoplarse rápidamente a los protocolos, búsqueda del equilibrio de los colaboradores en medio de la incertidumbre y migración del área administrativa al trabajo en remoto y por último, “También fue el acompañarlos en ese proceso de comprender cómo puedo generar espacios productivos con los colaboradores manteniendo un seguimiento a distancia.”

Tecnología como punto de apoyo

El factor común de las tres empresas invitadas en esta charla es el uso eficiente de la tecnología incluso mucho antes de la aceleración digital ocurrida a causa del Covid. Para el momento del inicio de la coyuntura, en Pricesmart se abrió un abanico de posibilidades de herramientas que permitirían optimizar los procesos tanto para el negocio como para RRHH. Este departamento ahora conoce un sinnúmero de plataformas y casi que se ha virtualizado por completo, siguen siendo efectivos y se realizan en los tiempos requeridos.

Entre los muchos aspectos que tuvo que abordar Sutherland asegura que se llevaron al éxito gracias al trabajo ágil y eficiente del área de IT y apoyados por diversas plataformas tecnológicas. Tuvieron que, por ejemplo, realizar la rápida Instalación de VPN, garantizar el fácil acceso a ellas y también vieron qué tan reactivos son. Para adaptarse, empezaron por encontrar las herramientas adecuadas y sacarles el mejor provecho para asumir el reclutamiento y la contratación on line, desarrollar eventos virtuales efectivos para la atracción de candidatos y habilitar una línea de apoyo para el manejo de las emociones. Todo ello para poder continuar con las labores y compartir en la distancia, en palabras de Yindy, “estar cerca mientras se está lejos”.

En el caso de Activos, “La tecnología antes del Covid y por el Covid se volvió completamente indispensable” y bajo esa premisa, Loreana indicó que el 80% de las inversiones de la compañía se hacen en tecnología lo que les permite una mayor competitividad. Desde antes de la pandemia, Activos ya contaba con desarrollos tecnológicos in house lo que permite una reacción más rápida y por otra parte, contar con los proveedores adecuados, como CompuTrabajo y Sherlock, en tecnología en medio de alianzas estratégicas que ayuden también a obtener mayor información para el análisis de data, una comunicación efectiva con todos sus skateholders y un seguimiento eficiente de la salud de los colaboradores.

Dificultades, tal vez muchas. Aprendizajes todos.

Toda esta experiencia ha sido algo nuevo para cada uno de nosotros. De allí han salido múltiples aprendizajes y conclusiones que nos llevarán a ser más asertivos en nuestras decisiones corporativas sobre la base de las vivencias. ¿Qué han aprendido las empresas invitadas?

Según explicó Katia Guevara, en Pricesmart se aprendió a identificar esas capacidades y competencias necesarias para un acomplamiento efectivo al cambio suministrando las herramientas requeridas en cada área de la compañía. Además, destacó el hecho de implementar los diferentes protocolos, hacer un acompañamiento constante a los colaboradores, enseñarles a vivir esta nueva fase y realizar unos seguimientos efectivos de manera que también se logre potencializar cada vez más el sentido humano de las empresas en general.

Yindy Márquez destaca la importancia de conocer y entender las realidades y roles de nuestros colaboradores para que podamos encontrar el equilibrio y mantener la productividad. Otro de los aprendizajes al interior de Sutherland fue adelantar los proyectos que habían quedado en stand by incluyendo los conocimientos adquiridos en estos meses y por otra parte, el agradecimiento a sus colaboradores por adaptarse al cambio dando aún más en su desempeño para el logro de resultados aun desarrollando el trabajo en sus casas lo que también ayuda a mantener la motivación del colaborador.

Para Loreana Jacob, de Activos, las empresas, como en su caso, deben entenderse como un barco que navega y en ese sentido se debe estar preparado para la tempestad y saber que cuando llega, lo más importante es la tripulación. La gran conclusión es que se debe confiar en el talento con el que se cuenta porque son quienes nos han permitido mantenernos a floten en medio de esta circunstancia.

Muchas de las otras conclusiones recogidas en esta charla fueron que la presencialidad no significa necesariamente mayor productividad. En ese sentido, las tres empresas afirmaron que el regreso a la oficina no es una prioridad ya que sus procesos han sido aún más efectivos desde que sus colaboradores no tienen que desplazarse a sus oficinas, ese voto de confianza desencadena en un proceso de seguimiento a las actividades sin realizar una labor de vigilancia de los trabajadores. Definitivamente esa vigilancia es innecesaria cuando hay compromiso y una comunicación en doble vía.

Queda en evidencia que en principio fue muy desafiante el abordaje al manejo de la contingencia, luego la regulación de diferentes elementos tecnológicos y estratégicos de los equipos y de las empresas en general y en una última etapa: la nueva normalidad, que también nos ha llevado al diseño de nuevas estrategias y el refuerzo de aquellas que han sido efectivas y que también lo serán este nuevo transcurrir de la vida laboral. Estas tres empresas sin duda son casos de éxito que nos sirven de inspiración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *