Cómo la tecnología puede ayudarte a encontrar al candidato ideal

tecnologia_encontrar_candidato_ideal

La piedra angular de Recursos Humanos sigue siendo encontrar al candidato ideal para formar parte del equipo. Esta búsqueda permite a la empresa crecer y aportar más recursos para conseguir los objetivos anuales.

Encontrar al profesional idóneo es un reto cada vez más arduo para los gestores de talento. En muchas vacantes las inscripciones superan el millar de Hojas de Vida, en otros, en cambio, hay una escasez para cubrir la posición.

La tecnología puede ayudar a automatizar los procesos rutinarios y evitar el buceo entre un gran mar de información. La posibilidad de filtrar a los candidatos por su grado de idoneidad es una ayuda para el equipo de RR.HH. y para llevar a cabo este filtrado se puede usar la tecnología diseñada principalmente para el reclutamiento.

Herramientas de reclutamiento

Actualmente en el mercado puedes encontrar herramientas que te ayudan a optimizar la búsqueda. La digitalización del área de Recursos Humanos supone un ahorro de costes y una reducción de entre el 10 y el 40% del tiempo destinado a la selección de personal.

El objetivo del uso de estas herramientas es dejar un número reducido de candidatos muy afines a la vacante para que luego el reclutador realice los últimos pasos del proceso.

SherlockHR es la herramienta con la que CompuTrabajo colabora en exclusiva. Esta solución permite digitalizar parte del proceso y tiene funcionalidades pensadas para que los reclutadores puedan llevar a cabo las entrevistas con el candidato de la forma más eficiente.

El reto es aligerar la carga administrativa de las personas que trabajan en recursos humanos y garantizar un proceso de selección más objetivo. En este aspecto, debemos recalcar que 2021 debe ser el año de la inclusión laboral. En recursos humanos se persigue el reto de que todo el mundo tenga las mismas oportunidades y prevalezca siempre el talento, por encima de cualquier rasgo distintivo.

Reclutamientos digitales

Tras analizar los procesos de reclutamiento, el 26% de las empresas considera, según LinkedIn, que sus reclutamientos son ineficaces. 2020 ha demostrado que para que una empresa pueda seguir en pie, debe digitalizar y automatizar todos los procesos que pueda. Así pues, la búsqueda de talento debe ser uno de ellos.

Las entrevistas en video, las videollamadas e incluso el uso de la mensajería instantánea han sido los utensilios más demandados los últimos seis meses. Antes la transformación digital se planteaba a cinco años vista, ahora en unos meses todas las empresas han tenido que revolucionar sus formas de trabajo.

Sin embargo, las preocupaciones siguen siendo las mismas: ¿encajará con el equipo?, ¿los conocimientos que aparecen en la HdV serán reales?, ¿estará alineado con la cultura de la empresa?

La única solución para encontrar la respuesta es aunar la tecnología y la experiencia del reclutador.

Encaje cultural y habilidades blandas

Uno de los mayores desafíos al no poder realizar entrevistas cara a cara es determinar el encaje cultural con la empresa y las soft skills del candidato.

En el caso de las habilidades hay varias formas de intentar descubrirlas. Una de las primeras opciones puede ser realizar un test de personalidad y habilidades.

Estas evaluaciones permiten ver las características y valores principales del candidato. La mayoría de test están creados por profesionales en psicología para obtener los resultados más acurados posible.

Juntamente con estas pruebas, el reclutador también puede usar las primeras entrevistas para conocer un poco más en profundidad algunos temas que hayan quedado en el tintero y en el cuál las soft skills juegan un papel muy importante.

En el caso de SherlockHR permite crear un kit de entrevistas para anotar todas las preguntas y establecerlas por secciones, permitiendo profundizar más en ese candidato.

En referencia al encaje cultural es una de las principales preocupaciones de los gestores de talento este 2021. El problema reside en que ahora muchas partes del reclutamiento son digitales y el candidato no va a la oficina y, por tanto, se pierde la interacción inicial con varios miembros de la empresa.

Pero este problema tiene solución. La empresa puede realizar un test a medida valorando las respuestas en función de los valores de la organización.

También es posible trasladar esos encuentros de la oficina a la era digital. Por ejemplo, la persona que realiza la primera llamada puede hablar con el candidato y tomar notas de las respuestas.

No deben ser preguntas laborales, si no, la conversación educada cuando dos personas se conocen. Este pequeño intercambio puede dar mucha información sobre cómo se comporta y cómo es esa personal al tratar con otros.

En este sentido, para formar parte de un equipo es necesario compartir algunos de los valores, si no es así, el clima laboral puede verse afectado y el trabajo también.

Expresiones faciales

Finalmente, es importante que durante el proceso de selección se lleven a cabo entrevistas en video o videollamadas. Aunque hay programas que permiten leer las expresiones faciales, la lectura que haga el reclutador tendrá mucho más valor.

Una conversación cara a cara o a través de la pantalla, aportará luz al proceso y la humanizará. Tras un año de distanciamiento social, se agradecen las llamadas con cámara o las entrevistas en video porque permiten reconectar con la persona que está al otro lado.

Las expresiones faciales pueden ser un indicativo de lo que piensa la persona al responder y si esa respuesta es sincera o ensayada.

Aunque la tecnología tenga un peso importante, sigue siendo el reclutador el que puede determinar si esa persona encajará o no en la empresa.

Las herramientas han llegado al mercado para ayudar a los reclutadores a ser más eficientes y reducir su carga laboral en tareas repetitivas, pero ellos siguen siendo necesarios en los procesos, ya que un departamento de Recursos Humanos debe brillar por su humanidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *